viernes, 20 de enero de 2017

Mejillones en escabeche



Este mes en desafío en la cocina, Carolina nos propone preparar un plato en Escabeche. Yo nunca lo había hecho pero tenía muchas ganas de preparar unos mejillones en escabeche así que aquí os los enseño. Están riquísimos y son muy muy fáciles.

Ingredientes:
  • 1 kg de mejillones
  • 1/2 vaso de aceite
  • 1/2 vaso de buen vino blanco
  • 1/2 vaso de vinagre de vino
  • 2 hojas de laurel
  • 2 dietes de ajo 
  • 1 cucharadita de pimentón
  • Unos granos de pimienta negra

Limpiamos los mejillones de impurezas. Los colocamos en una olla con el vino blanco y ponemos al fuego. Tapamos y dejamos que se abran todos. Les quitamos la concha y colamos el caldo.

En una sartén ponemos a calentar el aceite con dos dientes de ajo y las hojas de laurel. Cuando tomen color apartamos la sartén del fuego y añadimos el pimentón. 

Añadimos entonces el vinagre y un chorrito del vino de cocer los mejillones. Mezclamos y vertemos todo sobre los mejillones que tendremos ya en un tarro de cristal. Dejamos templar y cerramos. 
Los dejaremos al menos un día antes de consumir para que cojan todo el sabor.

Como veis es una receta muy sencilla pero muy buena. Si te gustan tanto los mejillones como a mi no dejes de probarla
Podéis ver los escabeches que han preparado mis compañeros en este enlace


Espero que os haya gustado 
Leire

jueves, 5 de enero de 2017

Roscón de Reyes, para sus Majestades de Oriente


No publico mucho ultimamente pero no podía de dejar pasar este día sin publicar un roscón de reyes. Este año he hecho lo menos 10 roscones. Empecé haya por el mes de noviembre haciendo pruebas y estaban tan ricos que no he parado hasta ahora.
Los he hecho con distintas formas pero siempre con la misma receta, porque cuando algo no falla, ¿para qué cambiar?. La receta de la del blog de Unodedos.



Ingredientes:
-          475 grs de harina de fuerza
-          150 grs de leche
-          2 huevos
-          100 grs de mantequilla
-          1 sobre de levadura de panadería
-          50 ml de zumo de naranja
-          120 grs de azúcar
-          1 chorrito de ron
-          Ralladura de naranja
-          Ralladura de limón

Hacemos una esponja con 150 grs de harina, 150 ml de leche y ½ sobre de levadura. Mezclamos bien y dejamos tapado en la nevera toda la noche.

A la mañana siguiente sacamos la esponja y preparamos la masa principal. Mezclamos la harina que nos queda (3250 grs) con los huevos batidos, el zumo de naranja,  el ron, el azúcar y las ralladuras de naranja y limón. Cuando lo tengamos bien mezclado añadimos la esponja y amasamos bien. 

Yo utilizo robot de cocina pero a mano, con paciencia, también se puede hacer. Cuando la masa esté elástica y bien amasada, añadimos la mantequilla en pomada y volvemos a mezclar. La masa será pegajosa pero llega a no pegarse a las manos. Igual hay que añadir algo más de harina ya que depende de la marca que se use (yo unos 30 grs siempre tengo que añadir).

Tapamos el bol con un trapo y guardamos en un lugar sin corrientes hasta que doble volumen.

Una vez tengamos la masa lista, tenemos que quitar el aire amasando un poco. Damos forma a nuestro roscón y ponemos en una bandeja de horno con papel debajo. Tendremos que volver a dejar que leve de nuevo. En mi casa tarda bastante. Siempre se puede meter en la nevera si vamos pillados de tiempo y continuar al día siguiente.


Finalmente pincelamos con huevo batido, ponemos azúcar humedecida, unas almendras fileteadas  y horneamos a 180 ºC durante unos 15 minutos.

Os enseño las diferentes formas que le he dado este año:
 En forma de ricas magdalenas rellenas de nocilla

 
 
La forma tradicional con su corona, su figurita y su haba (ya veremos a quien le toca cada cosa):



En forma de corona a base de bolitas. Una preciosidad, verdad?:
 
 

En forma de bollitos individuales rellenos de nata, ideal para congelar e ir sacando poco a poco: 





















Y hasta aquí los roscones de este año. Nos vamos a la cabalgata a ver a sus Majestades. Espero que esta noche disfruten de sus trocitos de roscón que  les dejaremos por si tienen hambre.


Espero que os haya gustado 

Leire

martes, 20 de diciembre de 2016

Makowiec, con sabor de nuestra tierra


Este mes nos propone M Luz un postre típico de Polonia: Makowiec, un pastel enrollado relleno de una pasta de semillas de amapola, nueces y almendras y que se hace en Navidad. 
Se me ocurrió que ya que se hace en Navidad y la masa del bollo era libre, hacerlo con masa de roscón de reyes, que es muy nuestro y el rey de estas fiestas. 

Desde que probé la receta de roscón del blog de  Uno de dos, no he vuelto a hacer otro, de todos es el que más me ha gustado así que llevo ya un par de años siendo fiel a esa receta. No pude darle bien la forma porque con el relleno se me desmoronaba un poco Lo tuve que meter en un molde para que me aguantara. Quizá una masa más "dura" le habría ido mejor pero en casa les pirra el roscón y aproveché la receta para hacer uno sin relleno y este que os traigo.



Ingredientes:

  • 475 grs de harina de fuerza
  • 150 grs de leche
  • 2 huevos
  • 100 grs de mantequilla
  • 1 sobre de levadura de panadería
  • 50 ml de zumo de naranja
  • 140 grs de azúcar
  • 1 chorrito de ron
  •  Ralladura de naranja
  •  Ralladura de limón


Hacemos una esponja con 150 grs de harina, 150 ml de leche y ½ sobre de levadura. Mezclamos bien y dejamos tapado en la nevera toda la noche.

A la mañana siguiente sacamos la esponja y preparamos la masa principal. Mezclamos la harina que nos queda (325 grs) con los huevos batidos, el zumo de naranja,  el ron, el azúcar y las ralladuras de naranja y limón. Cuando lo tengamos bien mezclado añadimos la esponja y amasamos bien. Yo utilizo robot de cocina pero a mano, con paciencia, también se puede hacer. Cuando la masa esté elástica y bien amasada, añadimos la mantequilla en pomada y volvemos a mezclar. La masa será pegajosa pero llega a no pegarse a las manos. Igual hay que añadir algo más de harina ya que depende de la marca que se use. 

Tapamos el bol con un trapo y guardamos en un lugar sin corrientes hasta que doble volumen.
 
Mientras preparamos el relleno para parte de la masa:

  • 50 grs de semillas de amapola
  • 3 nueces
  • 1 puñado de almendras crudas
  • 1 cucharadita de miel
  • 1 nuez de mantequilla
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • 1/2 claras de huevo a punto de nieve

Primero tenemos que cocer las semillas durante 30 minutos. Una vez cocidas, las escurrimos y trituramos bien. Quedará como una pasta. Reservamos

Picamos también las nueces y las almendras. Mezclamos con las pasta de las semillas y añadimos el resto de ingredientes consiguiendo una pasta fácil de untar.

Sacamos la masa del bol y desgasificamos. Cogemos la mitad de la masa y la extendemos en una encimera para darle forma rectangular y rellenamos.

Cubrimos con la pasta de semillas y enrollamos como un rollito. Metemos en un molde redondo y dejamos levar de nuevo hasta que doble volumen.

Finalmente pincelamos con huevo batido y horneamos a 180 ºC durante unos 15 minutos.

Podemos hacerlo también en forma de bollitos redondos como este de aquí que os enseño. Son ideales para congelar e ir sacándolos poco a poco ya que están muy muy tiernos



 No dejéis de visitar las recetas de mis compañeros aqui




Espero que os haya gustado 
Leire

domingo, 20 de noviembre de 2016

Ñoquis con salsa boloñesa









Un mes más volvemos a meternos en al cocina para elaborar una receta que propone una de nuestras desafiadoras. En este caso Toñi, nos propuso ÑOQUIS.  Una receta italiana elaborada a base de patatas, harina y huevos en su versión más clásica.Pero hay infinidad de recetas que se pueden elaborar
Yo me he decantado por la versión clásica porque era la primera vez que la hacía y quería ser fiel a ella. Con una salsa también clásica, me quedaron muy ricos de sabor aunque bastante contundentes, caro que al ser plato único, tampoco es para tanto

martes, 25 de octubre de 2016

Galletas de vino moscatel


Volvemos a la carga con este reto tan simpático "Una galleta, un cuento". Cada mes la ganadora por votos del mes pasado propone un nuevo cuento y echándole imaginación, realizamos una receta inspirada en el. Este mes Patricia, ganadora del mes de junio, nos propone PINOCHO. Ese entrañable niño de madera que no hacia mas que contar mentiras y crecerle la nariz....jajaja pobre, menudo estreno en al vida que tuvo. Por suerte, aprendió a ser un niño bueno y como premio, el hada le convirtió en un niño de verdad. 

Tenía varias ideas de galletas con diversas formas y colores para este cuento, pero al final, me decanté por unas sencillitas ya que las "monas" dan un trabajo no recompensado en mi casa, somos de gustos sencillos y claro, mucho fondant mucha glasa, muchas formas....para que luego no se coman.
Estas por el contrario, han sido visto y no visto, ni un día han durado. Tenían un toque dulzón por el vino que nos han gustado mucho.No muy dulces pero con el contraste del fuerte chocolate, divinas!!!!
 
Ingredientes (salen unas 25-30 finas y pequeñas):
- 150 grs de harina
- 50 grs de azúcar
- 50 ml de aceite suave (yo usé de girasol)
- 40 ml de vino dulce de moscatel

Mezclar todos los ingredientes en un bol. Trabajar con una cuchara primero y después con las manos. Quedará una masa lisa y muy fácil de manejar.

Hacer una bola y meterla un rato en la nevera, no mucho ya que no interesa que se ponga muy dura.
La ponemos sobre una encimera o una lámina de silicona y estiramos con un rodillo. Yo lo he dejado muy fina porque quería rellenarlas. Algunas como veis, las he dejado solas y bañadas en chocolate y muy bien también.
Las cortamos con un cortapastas y las ponemos en una placa de horno con papel debajo.
La bandeja la he metido un poco en la nevera para que luego no pierdan la forma.

Hornear a 180ºC durante 10 minutos. Vigilar porque al ser finas tardan muy poco en hacerse

Dejar enfriar sobre una rejilla

Preparamos el relleno:
- 90 grs de nata (he usado nata de cocinar)
- 90 grs de chocolate negro (70% para esta ocasión)
- Azúcar, al gusto. 

Poner las nata en un cazo a calentar con el azúcar. Nunca suelo echar pero este chocolate es fuerte así que lo he suavizado con un par de cucharadas de azúcar. Cuando esté bien caliente, echar la nata sobre el chocolate troceado en un bol. Remover bien hasta que esté derretido. El calor de la nata será suficiente, si el chocolate estaba  a temperatura ambiente. Si no,  igual hay que meterlo un poco en el microondas.
Dejar enfriar el ganache y rellenar las galletas. Otras se bañan hasta la mitad y de dejan en una rejilla. Meter en la nevera para que el chocolate coja consistencia .

Las letras las he hecho con una punta de cuchillo antes de hornear. A mano alzada, sin molde ninguno. Podrían mejorarse pero bueno, dan mucho juego porque se pueden hacer con formas varias (estrella, flor...) o personalizar con el nombre de alguien.

A ver mis compañeras que ricas y lindas recetas nos han preparado. No dejéis de visitarlas aquí






Espero que os haya gustado 

Leire